El mensaje de un desconocido



Puedo escuchar el teléfono sonando desde el piso de abajo. La llamada ha ido automáticamente al contestador. Cómo todas las anteriores desde hace semanas.


-Ha llamado a la casa de acogida para niños Pemberton. Ahora mismo no podemos atenderte, por favor, deja tu mensaje.

Hay un silencio incomodo antes de quién quiera que sea que esté al otro lado de la linea hable.

-Hola... Soy Dean... Dean Whitehall. Imagino que Kiera o Ethan, o alguno de los chicos mayores me recordaran si siguen ahí, supongo que si... Yo... hace unos días, me enteré de la muerte de Harper... Lo siento, aún no me lo creo, era lo más parecido a un padre que he tenido alguna vez... Yo llamaba porque... solo quería decir que... que lo siento mucho...

La llamada ha parado ahí. Se parece extrañamente a las anteriores. No es el primero que llama, no será el último.
Todo el mundo ha llamado ya a estas alturas, inclusos los que se fueron al cumplir los dieciocho y que con el tiempo se había limitado a ser simplemente una tarjeta navideña y una llamada puntual cada cinco meses, los mismos que parecen haberse convertido en unos desconocidos.
No puedo evitar preguntarme si llamarás, y si ese será entonces, también, el mensaje de un desconocido.

2 comentarios:

  1. ¡Hola guapísimaaaaaaaa! <3
    Esta parte me gusta bastante, al final sí me gusta que haya diálogo :)
    Ansioso por seguir leyéndote, ¡sigue así! <3
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Tus comentarios siempre me animan.
      Besos

      Eliminar

bloginefable by Di's Write